En este post sobre qué ver y qué hacer en Escocia en 5 días te cuento que descubrí personas increíbles, pues fui con gente de mi pueblo a la que no conocía mucho, en total éramos 12 personas. No fue un viaje premeditado, de hecho estuvimos barajando varios lugares hasta que nos decantamos por Escocia, y que buena elección…!!!

Escocia se encuentra en Gran Bretaña y su capital es Edimburgo. Tiene muchísimas cosas que ofrecer, como su historia, paisajes, una infinidad de lagos, leyendas, misterios, su gente maravillosa…

Su moneda es la libra esterlina y el idioma es el inglés, escocés y gaélico.

En la entrada de Guía de viaje a Escocia te dejo todo lo imprescindible para los preparativos del viaje, antes de diseñar una ruta.

Y ahora sí… ¡¡¡¡EMPIEZA LA AVENTURA!!!!

DÍA 1. LLEGADA A EDIMBURGO

Llegamos al aeropuerto de Edimburgo por la tarde, desde Alicante. No sabíamos como nos íbamos a encontrar la ciudad, pues la semana de antes, todo el Reino Unido se encontraba en alerta roja por temporal de nieve, fuertes vientos y lluvia. Cuando llegamos aún quedaban restos de nieve.

Salir del aeropuerto es muy fácil, solo hay que seguir las indicaciones de las señales. Una vez fuera lo primero es ubicarse, para coger transporte e ir a tu alojamiento para hacer el check-in.

Nosotros optamos por ir en transporte público, ¡¡¡OJO!!! Muchos buses no devuelven cambio, así que ir con algunas libras desde vuestro país de origen o cambiar un poquito de dinero en el aeropuerto.

El hotel Novotel Edimburgh Park, está situado a las afueras, pero el tram esta a 3 minutos a pie, por lo que llegar al centro era sencillo.

Salimos del hotel escopeteados, teníamos muchas ganas de entrar en contacto con el centro de Edimburgo. Si os alojais a las afueras y teneis que coger el tram, en la parada que os teneis que bajar es en Princes Street.

Princes Street es una de las calles más imporatntes de Edimburgo ya que comunica las dos partes de la ciudad.

Estuvimos paseando por las calles y callejuelas del centro histórico, viendo su vida nocturna hasta que las tripas nos empezaron a rugir y paramos a cenar algo para luego coger el último tram, a las 23:08h, para descansar y levantarnos con fuerzas al dia siguiente

Catedral de Edimburgo

A mi madre le hacía mucha ilusión hacerse una foto con un gaitero, pero no te voy a engañar, a mí también jajajaja, por lo que nos quedamos un rato escuchándolo y luego nos hicimos una fotito con él.

DÍA 2. GLASGOW

Hoy sabíamos que iba a ser un día intenso, y así fue. Salimos de buena mañana hacia la estación central de Edimburgo (Waverley Station) para ir hacia Glasgow (estación Glasgow central).

El primer contacto que tuvimos con esta gran ciudad fue en George Square, que es la plaza principal y contiene el Ayuntamiento y varias estatuas y monumentos.

Empezamos a caminar sin rumbo y llegamos a otro punto turistico; la Catedral de Glasgow, muy cerca de la Necrópolis, el gran cementerio de la ciudad.

Catedral y detrás la Necrópolis
Necrópolis

Pusimos rumbo a zampar algo y nos perdimos por las calles, pero como siempre digo “LO MEJOR DE PERDERSE ES ENCONTRAR COSAS INCREÍBLES.”

Arte callejero

Una vez con el estómago lleno, fuimos a ver el Glasgow Green, el parque más antiguo de la ciudad.

Y con esto y un bizcocho, por la tarde-noche regresamos al hotel y descansamos hasta las 06:00h (NO RIMA JAJAJAJA). Por cierto el hotel tenía piscina climatizada y nos dimos unos buenos chapuzones.

DÍA 3. EXCURSIÓN LAGO NESS Y TIERRAS ALTAS

Contratamos una excursión con https://viajarporescocia.com/. Fue una experiencia increíble y el trato de la conductora y de la guía insuperable e inmejorable.

La primera parada fue el Valle de Glencoe donde pudimos ver las Three Sisters nevadas. El viaje allí estuvo muy chulo, pues nos iban contando la historia de Escocia y las guerrillas que hubo por estas tierras.

La montaña más alta del Reino Unido, el Ben Nevis, no la pudimos ver, estaba cubierta por nubes, aunque se asomaba el piquito por encima de alguna nubecilla y se podía apreciar su grandeza.

La siguiente parada era el Lago Ness en Fort August y aprovechamos para llenar los estómagos y hacer unas compritas de souvenirs.

Llegando a la última parada, Pitlochry, vivimos unos momentos increíbles, las estaciones del año se fundían en una, ya que es cuestión de minutos vimos salir el sol, llover y nevar. ¡¡¡LA NATURALEZA…!!!

¿¿¿¿ALGUIEN HA VISTO A NESSI????

Nessi

Llegamos sobre las 20:00h al centro de Edimburgo con una sonrisa de oreja a oreja y con ganas de más historia, pero el cansancio no nos dejaba continuar y nos fuimos al hotel a descansar.

DÍA 4. STIRLING

El penúltimo día del viaje, por la mañana lo dedicamos a ver esta ciudad, pues con las historias que nos había contado el día anterior la guía, teníamos que visitarla.

Lo primero que hicimos al llegar fue visitar la Iglesia de Holy Rude en la cual fue coronado Jaime VI cuando era un niño y sus alrededores, donde nos topamos con un cementerio inmenso.

Church of the Holy Rude
Cementerio

Pasamos la mañana caminando por sus calles, hasta que se hizo la hora de irnos al centro de Edimburgo, para… VER EL ATARDECER DESDE EL CALTON HILL!!!!!

Calton Hill, es una colina donde se ubica la Galería de Arte Contemporáneo sin acabar, declarado por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad.

Algunos se fueron al hotel, pero los más aventureros nos quedamos a tomarnos unas cervecitas en la vida nocturna de Edimburgo.

Si tienes que coger transporte para llegar al hotel (alejado del centro), estate pendiente del reloj, nosotros estuvimos andando alrededor de 2h hasta llegar al alojamiento; perdimos el tram, los autobuses y no veíamos ningún taxi. TODA UNA AVENTURA, SOLO PODÍAMOS REÍR Y REÍR. jajajajajajajajaja

DÍA 5. EDIMBURGO

Este era el último día que teníamos para disfrutar de Edimburgo, por lo tanto lo teníamos que aprovechar muy bien, aunque el tiempo no estuviera a nuestro favor.

Rumbo por la Royal Mile, otra de las calles más importantes de Edimburgo, visitamos la Catedral de Edimburgo (St. Giles Catedral) y el Midlothian, donde dice la leyenda que si escupes en el centro del corazón (una guarrada) tendrás buena suerte y regresaras a la ciudad.

Catedral de Edimburgo
Midlothian

Además visitamos el Castillo (por fuera) y el Parlamento y ya aprovechamos para hacer unas compritas de souvenirs

Castillo de Edimburgo
Parlamento Escocés

Antes de regresar al hotel para preparar la maleta, decidimos volver a pasear por sus calles y callejones.

El avión salía a las 07:00h, por lo que nos tocaba levantarnos pronto y decir hasta pronto a este gran país.

Por cierto, no te recuerda Edimburgo a Praga? No he estado pero como es un viaje que me gustaría hacer he visto fotos en otros blogs y me recuerda a esta ciudad!

Espero que te haya gustado el post, disfrutado con él y que te sirva de ayuda para planificar tu viaje. Si tienes alguna duda o algo que pueda servir de ayuda a otros viajerxs, puedes dejar un comentario, o simplemente porque te haya gustado.

¡¡¡¡Gracias por leerme!!!! Y…. QUE TE QUITEN LO VIAJAO’!

También te puede gustar:

5 comentarios

    1. Me parece una gran idea! mi consejo es que si quieres descubrir cosas mínimo 7 días para poder hacer excursiones increíbles!
      Un abrazo! y seguro que en cuanto se pueda pillas un vuelo 😉

  1. Mi tía y primos fueron a Escocia hace varios años y por culpa de ellos me entraron muchas ganas de ir después de ver todas las maravillas que vieron allí.
    Super completo el post y muchas gracias por la info.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *