¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Después de conocer una ciudad del norte como Chiang Rai, fuimos a nuestra siguiente parada que era conocer Chiang Mai en 3 días.

Chiang Mai está de Chiang Rai a unos 185 km aproximadamente, lo que en bus y con buen tiempo se tarda unas 4h en llegar.

Hay varias opciones para ir de una ciudad a otra, el bus es la más barata pero la más lenta y ¿vale la pena? Claro!!! El paisaje es increíble, vimos muchos bosques, varios templos a lo largo del trayecto a lo lejos, Budas en mitad de la nada hasta pudimos ver elefantes en libertad (supongo) por los alrededores de la carretera y ahorras muchos baths.

Otras opciones:

  • Avión: más rápido pero mucho más caro
  • Taxi: un poco más rápido pero mucho más caro
  • Minivan: igual que el taxi, aunque negociando puede salir algo más barato si compartes con más gente ya que en la van caben más personas que en un taxi.
  • Moto: lo más barato aunque puede ser un trayecto bastante duro y por eso no lo recomiendo aunque se de gente que se ha atrevido (eso si, haciedo parada)
  • Excursión: opción para quien dispone de poco tiempo y de Chiang Mai hace una excursión de un día completo hasta Chiang Rai sin hacer noche.

DÍA 1. CONOCIENDO CHIANG MAI

Llegamos a Chiang Mai por la tarde, y muertos de hambre, por lo que el primer día ya lo teníamos casi perdido.

Dejamos las cosas en el hostel, y fuimos a comer algo. Era fin de semana por lo que coincidía con el Saturday and Sunday Market (una pasada) pero como lo teníamos justo al girar la calle del hotel fuimos a un Night Bazaar.

Callejeando por fuera de la Muralla

Como al día siguiente teníamos pensado hacer una exccursión fuimos a visitar a Miguel y Nuria, una paraja de españoles que viven allí y son majísimos, ellos se dedican a organizar excursiones por la ciudad y sus alrededores; además te aconsejarán en todo lo que puedan en el resto de tu viaje por Tailandia.

Se hizo ya bastante de noche y fuimos a ver un templo que quedaba cerca; el Wat Sri Suphan o también conocido como el Templo de Plata, que por cierto, sólo pueden entrar hombres.

Templo de Plata
El cartelito que dice que solo pueden entrar hombres está justo debajo de la foto a la derecha

DÍA 2 – EXCURSIÓN POR LOS ALREDEDORES

Vino una pareja de tailandeses con su hijo a recogernos, y pusimos marcha a la primera parada.

Mae Sa Waterfall

Cuando llegamos, a las 9:00h empezamos a caminar para subir hasta la ultima cascada, nivel 10.

En la ruta, te encontrarás con mucha biodiversidad; plantas, arboles, gusanos, arañas, saltamontes, serpientes….las últimas no las vi, y menos mal porque sino del nivel 10 al 1 bajo en 1min jajajajaja

Árbol bonito
Nivel X

La entrada al parque es de 100 baths para los turistas, algo excesivo…pero bueno, pasamos un rato super divertido y al terminar nos llenamos los estómagos.

Lago Huay Tung Tao

Sería la hora del almuerzo-comida cuando llegamos al lugar más maravilloso que he visto en Chiang Mai para pasar un día genial en familia, con amigos, en pareja, sol@…

Nos sentamos en los merenderos del lago y nos pedimos un pescado gigante para 4 personas, por recomendación de Miguel

Merenderos en el lago

La familia que nos llevaba también quiso comer algo mientras su hijo se bañaba al lado de nuestro merendero.

Esperando la comida

La entrada es de 20baths y abre todos los días de 9:00h a 17:00h (aprox)

Y llegó la sorpresa del día…Cerca del lago había una exposición inspirad en King Kong y allá que nos llevaron.

Era hora de seguir, que ya teniams los estómagos bastante llenos.

Doi Pui y la tribu Hmong

Llegamos a un pueblo humilde, turístico y precioso. Vimos a las tribus con sus típicas vestimentas, a niños jugar en una balsa, personas muy mayores trabajando, jóvenes con sus familiar en los negocios…

Las flores y yo. Yo y las flores

Doi Suthep

La visita llegó a su fin cuando visitamos el Monte Doi Suthep y su famosisimo templo.

Comimos unos dulces, que al bajar de alli arriba yo llegué mareada como un pollo jajajaja Llegamos a Chiang Mai por la noche y solo nos quedaba cenar en el Mercado del fin de semana porque al día siguiente nos ibamos al siguiente destino

Muralla de Chiang Mai

Decíamos “hasta pronto” a Chiang Mai con un sabor agridulce ya que nos faltó dos días mínimo más para conocer sus templos, porque solo vimos uno.

Esta ciudad me ha robado el corazón, de hecho es mi favorita de Tailandia y dejo un post con los imprescindibles de esta ciudad

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *